Tag Archives: poesía

Zigzag

Francesca Woodman Zigzag

Fotografía por Francesca Woodman.

 

 

Estoy ebria si acaso

estoy viéndome el rostro en esa otra que desea

estoy ebria y sin un vaso de licor.

Quizás pienses que es imposible

esta manera de embriagarme con las posibilidades.

Estoy hambrienta

como mujer que se refugia de la guerra

y come manotadas de tierra antes de vomitar nada.

Estoy ebria si acaso de pensar en este juego

en el que tus palabras son dardos

palabras juguetonas en mis manos

palabras astutas que susurran  la realidad que dibujamos

palabras que vienen en un mensaje instantáneo

y que mueren por falta de verdad.

Estoy a punto de tocar con los pies el suelo

pues ya me he elevado con los artilugios

de tus ojos y tus brazos y tu voz.

Estoy ebria si acaso

de todas las cosas que he imaginado.

Estoy segura del fin del tiempo

y de esta extraña manera de anhelar ser otra

tan ingenua y alerta

tan prevenida y dichosa

tan serena y tormentosa

tan otra yo y fuera de mí.

Estoy segura que me he convertido

y ya no tengo remedio.

Ya es tiempo de volver a ser la misma que observa

las hojas de los árboles movidas por el viento

iluminadas secretamente

con un haz de luz amarillento

debajo debajo del alma de las hojas

donde yo sé que soy otra

la mejor que se me ocurra ser

la que mejor me queda

a la que más anhelo…

Han sido los días más fríos

han sido las noches más silenciosas

y las hojas más blancas que nunca

y ahora están apareciendo estos caracteres

aún quiero decir que te deseo

y no te amo.

Escrito por Dunia Oriana González Rodríguez

(Todos los derechos de autor reservados)

 

 

Leave a comment

Filed under Literatura creativa, Uncategorized

Esta Guerra

Esta Guerra

Esta Guerra
Esta guerra, Maldita guerra
Esta guerra que saquea
Y escupe.

Esta guerra de años, milenios
Esta guerra es hambrienta
Maldita guerra.

Esta guerra bebe la sangre de los campesinos
Y come sus carnes
Y los sirve en los telediarios.

Esta guerra,
Maldita guerra,
Nos enferma, esta guerra
Maldita guerra.

¡Mutilando!
¡Violando!
Esta guerra
con sus señores de traje
Con sus falos que disparan azófar
Esta guerra, ¡Maldita Guerra!
¡¿Hasta cuándo?!

Esta guerra, ¡Maldita Guerra!
¡Qué lamento! ¡Qué tedio!
Esta guerra, Sus garras,
Maldita guerra, Nos quebranta.

Esta guerra, Maldita Guerra
¡Qué hambre! ¡Qué fiebre!
Esta guerra, maldita guerra
Destruyendo los vientres de las mujeres.

Esta guerra, Maldita Guerra
Ejército de niños,
De monstruosos niños
Alimentados con odio y venganza.

Esta guerra, maldita,
Esa su guerra, a costa nuestra.
Maldita sea, su guerra, esta nuestra guerra
¡Ya estoy dispuesta a morir!
¡Disparen¡¡No me violen !

Escrito por: Dunia Oriana G. R.

Leave a comment

May 5, 2014 · 3:27 pm

Poema mortifico:

“Mi pasado

es esa sombra que viene en las noches

y apaga la dulce sonrisa de mi rostro.”

Leave a comment

Filed under Uncategorized

Despedida de Rocamadur

Imagen

 

Mi gata se va morir de tristeza

Ya no ríe ya no sueña

No bosteza

Busca pocas presas

Y en todas ellas

Desea a la más pequeña

Para comer poco

Y morir pronto.

No es feliz mi gata de anillos de oro

La pelusa que adoraba se fue esta mañana

Y entre miaus y ronroneos

no sabe de la ausencia

no cesa los rastreos

diminutos ecos

tañidos de recuerdos.

Apocada de esperanza

 mi gata duerme sobre la panza

alarga su cara

encoge sus patas

y desaparece en los rincones de la casa

para esconder el dolor que la espanta

que le arrebata el alba.

 

Leave a comment

Filed under Uncategorized

Ecepticismo

Duda del moribundo en la cama

duda hasta el instante en el que expire

el hálito de la vida.

Duda del moribundo en la cama

porque morirá

y plagará tu vida de secretos.

Duda de la madre moribunda en la cama

porque ya no habrá palabras

que pronuncien tu nombre.

Duda, dudas hasta después de la muerte.

Leave a comment

Filed under Uncategorized

Reflejos

 

Deborah: mujer y oso de peluche

 

Somos un reflejo de extraños, de amantes que han perdido la memoria; somos un instante, la imposibilidad del tiempo;somos esta canción pegajosa que se pierde en el bullicio de la ciudad;somos un adiós en la boca de un niño que llora; somos las sombras de nuestro deseo y esa parte secreta de vida, que nadie quiere cambiar del todo; somos el miedo;somos una esperanza colgando de un árbol, las hojas secas que alguien barre en el parque; somos una ola que golpea los pies de los turistas; somos esa brisa que incomoda y que te hace toser de repente sin sentido; somos un reflejo de extraños y ya se ha conjurado el cansancio; somos esas personas que rumian despacito cada palabra, somos un silencio arduo, somos una disputa sin sentido, somos tan solo quienes ya no se miran a los ojos; somos un dolor latente, una herida que se cierra; somos este espejismo macabro del tiempo desperdigado en infinitos rayos de luz. Soy este ojo mecánico que lo ve todo, que aguarda para la siguiente obturación.

Leave a comment

Filed under Uncategorized