Monthly Archives: February 2014

DE LA RISA AL LLANTO

DE LA RISA AL LLANTO

Hoy veré a Mamá. Me dijeron que podía verla. He traído mi pelota conmigo, plas, plas, plas, dicen que no puedo pivotearla en el piso, plas, plas, plas. Es una pelota roja y a veces mis brazos no alcanzan a cogerla del todo. Plas, plas, el mejor regalo de mi hermana mayor.

-Shii, shii, shii ¡Pero quién es esta niña?-Me pregunta una enfermera regordeta y me pellizca las mejillas.

-Miau, miau, miau-Respondo.

-Qué preciosura: grrr, grrr,grrr- Y su mano regordeta semeja ser una terrible garra.

Me han dicho que podía venir. La verdad nadie de nuestra familia sabe que he venido, bueno excepto mi hermana mayor, quien me trajo bajo la condición de que me portara como una gatita juiciosa miau, miau. Este lugar es frío y blanco y huele como mi abuelita- ¡guacala! ¡guacala!- y me tapo la nariz.

Plas, plas, plas juego con mi pelota mientras espero a que mi hermana salga. Hay un extraño niño alienígena, tiene la cabeza lisa como un huevo, unas ojeras muy moradas y se parece miauuuuu, miauuuuu, miauuuuu, jugamos, plas, plas, plas, reímos. Las enfermeras se lo llevan, debe descansar. Antes de irse guaf, guaf, guaf. Y se va en cuatro patas, guaf, guaf, y las enfermeras regordetas sin poderlo alcanzar.

Plas, plas, plas. Una, dos, tres la vieja viene otra vez, cuatro, cinco, seis, el gordo ya se fue…plas, plas, plas. Espero porque hoy me han dicho que veré a mamá. La, la, la, laralá, empiezo a cantar, plas, plas, plas y las enfermeras shii, shii, y salto, salto, me siento, me aburro. Hace muchos días que no veo a mamá. Si supiera lo desordenada que está la casa, yo no he vuelto a tender mi cama y ahora duermo con mi coneja Mimi. Mi hermana mayor ya no ha vuelto a reír. Algo pasa, yo pregunto, por qué mamá no está, miauuu, miauuu, miauuu. Y todos me ignoran.

-Mimi, veré a Mami- Y Mimi solo se comió la zanahoria.

Mientras espero sé que Mamá volverá con nosotras. Nos la llevaremos esta misma tarde, eso me dijo mi hermanita. Yo le voy a demostrar que he aprendido las tablas, plas, plas, 2×2=4, 5×5=25, 9×9=81…Ñam, ñam también sé la canción del alfabeto en inglés: ei, bi, ci,di, i, ef, gi…plas, plas, plas, shii, shii, grrr, grrr. La enfermera regordeta tiene unos ojos muy oscuros y un trasero tan grande como mi pelota. Me dice que espere, que mi hermana ya viene.

Me siento, las sillas están heladas, me cuelgan los pies, mis zapatos de charol son como los de Mafalda; los muevo adelante y hacia atrás. Nada que viene Mamá. Por una puerta sale un doctor con esa cosa para escuchar el corazón. Lub—dub-lub-dub—lub-dub-lub-dub-lub-dub. Me sudan las manos. ¡Hermanitaaaaa! Corro a abrazarla, porque ella camina lenta, tap, tap, tap, como mi tortuga Luna.Sé que veré a Mamá y la abrazaré, ¡yupi!¡yupi!Le voy a contar que Mimi cada vez es más grande y que ahora mi nueva amiga se llama Sofi y tiene el cabello trenzado y sus dientes son más blancos que los míos.

Camino de salto en salto, y al final, salto más alto y mi Hermanita me atrapa en el aire y me da unos giros como lo hace Mamá. -¿Y Mami? Vamos a traerla, vamos. –Trato de tierra a mi hermana con fuerza. Ella rompe a llorar. –No es posible, bebecita. Nunca más-. Lub-dub-lub-dub-lub-dub.

-¿Nunca más? Miau, miau, miau…

-Bebecita, ¡nunca más!-. Y trata de sonarse los mocos.

-Es porque tiene miauuu, miauuu, es por eso que dijo el doctor que tenía en sus tetes, miau, miau, miau,es por miauuuuu, miauuuu.

Mi pelota lentamente se desliza por el suelo. Yo me abrazo con mi hermana. Miauuuu, miau, miauuu, y así sé que nunca más volveremos a ver a Mami.

Advertisements

Leave a comment

February 28, 2014 · 4:33 am